(0034) 93 567 88 56 | fgalatea

Actualidad

La Fundación

LA FUNDACIÓN GALATEA, PARTÍCIPE DE UN PROYECTO PIONERO En El ESTADO PARA MEJORAR EL BIENESTAR EMOCIONAL DEL ALUMNADO DE VETERINARIA

veterinaris
  • La iniciativa la impulsan conjuntamente Fundación Galatea, el Consejo de Colegios Veterinarios de Catalunya (CCVC) y la Facultad de Veterinaria de la UAB
  • Los veterinarios son los profesionales del ámbito sanitario con más riesgo de suicidio

La Fundación Galatea, el Consejo de Colegios Veterinarios de Catalunya (CCVC) y la Facultad de Veterinaria de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) acaban de poner en marcha un programa pionero en el Estado para promover el bienestar emocional del alumnado de esta facultad y contribuir a asentar las bases para que su desarrollo futuro en el ámbito profesional sea saludable y de calidad. El programa consiste, en una primera fase, en una diagnosis basada en una encuesta dirigida a todo el alumnado de grado, que será el punto de partida para definir una cartera de servicios. La encuesta se lanzó el 1 de marzo, y la diagnosis y el diseño de los servicios se harán a partir de abril y hasta el final del presente curso académico. La cartera de servicios será efectiva el curso 2024-2025.

Los factores de riesgo para la salud mental del alumnado de Veterinaria
Varios estudios internacionales se han centrado en estudiar los factores de riesgo para la salud mental y emocional de los estudiantes de Veterinaria. Entre los factores de riesgo detectados hay la presión docente; un proceso de adaptación que a menudo es complejo -cambio de domicilio, nuevos compañeros, desconocimiento de la Facultad, la distanciación con los referentes familiares y los amigos, etc.-, la elevada carga de trabajo o la propia vulnerabilidad personal. Según Francesc Abella, psicólogo clínico de Fundación Galatea, “patologías como el burnout, que antes se detectaba en la gente que ya trabaja, se detectan cada vez más en los estudiantes universitarios”. Para el experto, en facultades como la de Veterinaria “hay muchas personas con personalidad del tipo A: son personas muy exigentes y cumplidoras, que se ven capaces de tocar muchas teclas al mismo tiempo; son muy competentes pero los cuesta desconectar y relajarse, y esto tiene como consecuencia un desgaste muy importante”.

Por su parte Gina Torrents, delegada de cuarto curso de Veterinaria, explica que los estudiantes acostumbrados a que todo les haya ido bien en los estudios, cuando no les va bien y se dan cuenta que han sido ellos quienes han elegido estudiar aquello, pero lo están pasando mal, entran en un bucle autodestructivo: “Somos muy autoexigentes y acabamos normalizando este estrés y pedimos ayuda muy tarde”. Para Pau Sabrià, también delegado de cuarto curso, “al miedo de pensar que tendremos vidas en nuestras manos y quizás no estaremos preparados, se añade el contexto global como son el precio de la vivienda o la crisis climática, que nos hacen preguntarnos si, por mucho que estudiamos y trabajamos, quizás no podremos tener la vida que queremos".

Imatge

En esta línea, hay estudios que concluyen que los planes de estudio universitarios tendrían que formar a los alumnos en materia de gestión de las emociones, la psicología, la adaptación al cambio, la comunicación con los propietarios de los animales, así como para hacer frente a la muerte de mascotas y a la práctica de la eutanasia.

Los veterinarios son los profesionales del ámbito sanitario con más riesgo de suicidio: es 1,6 veces superior al de la población general y, en el caso de las mujeres, 2,4 veces más. Una vez entran al mundo laboral, los principales motivos que explican los problemas de salud mental de los profesionales veterinarios son: que tienen que atender las preocupaciones y las expectativas de los propietarios de los animales; hacer frente a situaciones con un elevado componente ético -en que hay que considerar el interés del animal, el interés desde el punto de vista afectivo de los propietarios, y la perspectiva del veterinario-; están expuestos constantemente a la muerte, muy a menudo tienen que gestionar malas noticias, lds cuesta desconectar del trabajo y, en muchos casos, soportan largas jornadas laborales. Las mujeres, además, hacen frente al reto de conciliar la vida personal con la laboral.

El acto de presentación, en la UAB
El programa para el bienestar emocional del alumnado de Veterinaria se presentó este 29 de febrero en un acto en la Facultad de Veterinaria de la UAB que abrieron el decano, Manel López-Béjar; la presidenta del CCVC, Verónica Araunabeña, y el director de la Fundación Galatea, Toni Calvo. Los tres apuntaron cómo de necesario es incidir en la mejora de la salud mental y emocional del colectivo veterinario, y destacaron como medidas fundamentales la prevención y el autocuidado. "Habéis demostrado que, académicamente, sois muy potentes. Lo que queremos averiguar es si a nivel relacional lo sois también y daros las herramientas para que así sea; cuando salgáis al mundo profesional, seréis instrumentos de cuidado, por lo cual no solo será clave vuestro conocimiento, sino también vuestra actitud, vuestra mirada y la manera de comunicaros tanto con los pacientes como con las personas de vuestro alrededor", afirmó Calvo.

A continuación, se celebró una mesa redonda, con la participación de Laura Mauri, jefa del Servicio de Psicología de la UAB; Pau Sabrià Gina Torrents; Francesc Abella; Marta Legido, enlace con la Fundación Galatea del programa Asís del CCVC -que ofrece asistencia confidencial y gratuita en materia de salud mental a los veterinarios colegiados-, y Quim López-Grado, veterinario clínico y usuario del programa Asís. Moderó la mesa redonda Marta López, responsable del Área de Promoción de la Salud de la Fundación Galatea.

Más información

Compartir:

2023 © Fundació Galatea. Todos los derechos reservados.